Alberto ‘Caffeina’ Jiménez

Ego te absolvo
Fotografía: Warner Music

Pop. Rock. Indie… Las etiquetas son tan imprescindibles como innecesarias. Esta es la crónica del encuentro con Alberto Jiménez (Talavera de la Reina, 1984), voz cantante de Miss Caffeina —banda madrileña que bien encaja en los hashtags iniciales mereciendo, a su vez, otros como creativos, energéticos y positivos—, un tórrido día de verano. Alberto es un tipo atractivo y ultrasensible (léase como superpoder) al que unos matones le pusieron las cosas difíciles en los años del colegio. De todo se sale y —como persona inteligente que es— optó por no colocarse la pegatina de víctima en el jersey de diario. Superada la pesadilla —perdonando, no olvidando— y convertido en un hombre hecho y derecho, hablamos hoy de sueños alcanzados, cambios de look, planes de futuro y de la muy apañada gira unplugged que ahora mismo tiene a la banda girando por la España de los rebrotes.

Acabáis de reeditar ‘Reina’ —incluida en ‘Oh Long Johnson’ (Warner), vuestro último álbum— en una emocionante colaboración con Rozalén—. ¿Qué significa para ti esta canción?
Es una reconciliación con el pasado, con todas esas situaciones terribles con las que tuve que aprender a vivir y que ahora, en cierto modo, he acabado perdonando. Reina habla de mi etapa en Talavera de la Reina (su ciudad), de lo que me tocó vivir durante mi infancia y mi adolescencia. Había escrito una canción, Calambre, que también aparece en el último disco, en la que se juntaron muchos sentimientos de rencor y mala leche hacia esa época; pero al cabo de unos meses, antes de publicar el nuevo trabajo, la volví a escuchar y me di cuenta de que ya no estaba en ese momento. Y así surgió Reina. Habían pasado ya muchos años desde los malos momentos y, por fin, empezaba a verlo todo de otra manera, con distancia.

Alberto Jiménez o cómo alcanzar la serenidad a los 35. © Warner Music

¿La gente que va por la vida de víctima, con un argumentario para justificar todo tipo de fracasos, se traiciona a sí misma?
No todos tememos las mismas herramientas para salir adelante. Es duro. Afortunadamente, yo he aprendido a tiempo que con rencor no se llega a ningún sitio.

«He padecido bullying en el colegio y hay cosas que no se olvidan nunca, pero llega el día en el que, si te empeñas, consigues que esa etapa pasada no condicione más tu presente»

¿Cuándo te hiciste adulto?
No sabría decirte un instante concreto, hablaría de distintos momentos; por ejemplo, cuando me fui a estudiar a Madrid y empecé a apañármelas solo, o cuando te das cuenta de que tu pasión por la música ha comenzado a profesionalizarse y empiezas a vivir de ella. Ahí te dices, esta es mi vida, esto es lo que yo quería, y empiezas a ser realmente tú, a ser lo que siempre has querido ser. Pero dicho todo esto, debo confesar que tengo la sospecha de que aún no soy adulto del todo. (Risas).

¿Cómo grabasteis el vídeo con Rozalén? ¿En qué coyuntura?
El vídeo de Reina con Rozalén estaba programado desde antes de la pandemia, pero todo se vino al traste y tuvimos que retrasar la grabación. Rozalén grabó su parte vocal en un estudio y yo la mía en otro. Y el vídeo, en cuanto tuvimos un poquito de libertad, lo grabamos con un equipo muy reducido de gente.

«Lo que no queríamos era hacer otro ‘vídeo de pandemia’ juntando trozos grabados con el móvil. (Risas). Sí, lo típico: fondo blanco de tu casa y tira millas. Queríamos que ‘Reina’ fuera algo bonito, algo mágico»

¿Cuál fue tu peor momento durante la pandemia?
Personalmente, no lo he pasado demasiado mal porque soy muy de estar en casa. Nunca me aburro, siempre tengo mil cosas que hacer. Si es verdad que, en determinado momento, cuando llevábamos ya muchos días, me agobié un poco. El peor de todos los instantes fue cuando empezaron a caerse los conciertos y los festivales. Eso fue muy agobiante, la verdad. También me llevé más de un cabreo viendo la televisión. (Risas).

El pasado 11 de julio empezasteis vuestra Gira Unplugged 2020 que, tal y como están las cosas, se ve como toda una proeza. ¿Os ha costado mucho ponerla en pie?
Pues sí, la verdad, porque todo son incertidumbres. ¿Cuáles serán los aforos permitidos? ¿Qué promotor se querrá arriesgar y hacerla? Pero al final está saliendo. Nosotros lo único que queremos es seguir tocando con la misma ilusión de siempre. 

Antonio Poza, Álvaro Navarro, Sergio Sastre y Alberto Jiménez = Miss Caffeina Gira Unplugged 2020

¿Cuál es rol de cada uno de los componentes de Miss Caffeina?
Pues mira, Sergio (Sastre) —guitarra y teclados— es el cerebrito, siempre tiene las mejores ideas porque es un genio, para mí lo es; Sergio es el que más tira de todos nosotros. Luego está Álvaro (Navarro) —guitarra eléctrica— que es el gamberro de la banda; la verdad es que siempre está haciendo bromas y es superdivertido. Tonino (Antonio Poza) —bajo electrónico— es el más sentimental, siempre necesita los mimos del resto. Y, por último, yo, que, la verdad, no sé muy bien qué papel desempeño. (Risas). Yo soy el intenso del grupo. (Risas). Cuando vamos en la furgoneta doy conversación todo el rato, nunca me duermo.

«Mis compañeros dicen que soy el psicólogo de la banda. Todos vienen a contarme sus cosas y a todos parece importarles mi opinión»

El año que viene, Miss Caffeina cumple quince años. ¿Estáis en vuestro mejor momento o siempre está por llegar?
Nosotros pensamos que está por llegar. Nuestra carrera ha ido poco a poco, paso a paso, pero siempre de forma ascendente. Pero mira, si nos quedáramos como estamos tampoco pasaría nada porque, si echamos la vista atrás, ahora atravesamos un momento estupendo, personal y profesionalmente. Nuestra música gusta y conocemos bien los intríngulis de la industria. Nos hemos hecho mayores y ahora disfrutamos más y mejor.

¿Sobre quién recae el peso de componer en Miss Caffeina?
Normalmente, sobre Sergio y yo. Al principio de los tiempos componíamos mucho juntos, pero últimamente lo hacemos por separado; cada uno compone sus canciones y cuando vamos a grabar un disco las juntamos todas, hacemos una criba y entre los cuatro elegimos las mejores. Pero también es verdad que, en los dos últimos álbumes, Álvaro y Antonio también han compuesto y publicado sus propios temas. Cuanto más tiempo pasa más contribuimos todos en todo.

¿Cómo compones? ¿Cuál es tu ritual? ¿Qué tipo de chispas encienden las mechas de tus canciones?
La verdad es que no tengo un proceso estándar. Puedo estar por casa y de repente me pongo a canturrear algo y siento la necesidad de poner componer, entonces me siento y lo grabo. En general, compongo con la guitarra o directamente en el ordenador.

«Lo que siempre hago es terminar las canciones, nunca las dejo a medias. Si empiezo una la acabo, no me gusta andar volviendo a la misma canción porque al final te cargas la inspiración original»

Sergio, Antonio, Álvaro y Alberto cumplen 15 años como grupo en 2021 © Warner Music

¿Podrías describir ese momento de comunión sobre un escenario cuando eres capaz de captar toda la energía del público para devolverla amplificada?
Buena explicación. Nuestra energía depende mucho de la del público, es algo recíproco. No quiero ponerme en plan místico, pero lo cierto es que se crea una energía muy especial, muy guay. También hay públicos y públicos, con algunos hay que emplearse más para que suban y entren en la parte emocional, que es cuando se dejan llevar. Cuando alcanzas ese punto el concierto se te pasa como si fueran cinco minutos.

«Estar sobre un escenario es una sensación muy adictiva que no proporciona ninguna otra situación de la vida»

Cada disco es una etapa y, como los grandes, cada etapa de Miss Caffeina implica un look, una imagen. ¿Aprovechas los discos para reinventarte? ¿Cómo será el próximo Alberto Jiménez?
Todavía no lo sé porque aún queda un poco para el próximo disco. A mí este tipo de cosas me gusta pensarlas con tiempo. Cuando nos ponemos a componer empiezo a imaginar la imagen que querré dar. Piensa que yo me he criado y madurado admirando a Madonna, siendo un fan total, y con ella tengo el listón muy alto. (Risas). Reinventarse es sano y necesario. Siempre hay que ofrecer cosas nuevas.

¿Qué tal se te da perder?
Mal. Sí, sí: mal. (Risas). Lo bueno es que no se me nota demasiado, no me pillo grandes rabietas. 

¿Y ganar?
¡Genial! (Risas). Siempre lo he llevado bien.

¿Cuál sería, hoy en día, el momento más pletórico de los vividos por Miss Caffeina?
Hay muchos. Miss Caffeina ha crecido poniéndose metas realistas, alcanzables, y eso siempre nos ha tenido tranquilos porque las íbamos logrando y veníamos que el proyecto funcionaba y avanzaba. Con Oh Long Johnson todo ha ido muy rodado: hemos sido número uno en ventas, Warner diseñó un lanzamiento y una presentación en sociedad espectaculares, las firmas de discos se llenaron, la gira de promoción fue increíble (Somorama incluido), fuimos a México y había gente con pancartas esperándonos en el aeropuerto… Hemos tenido muchos momentos muy guais siempre, desde el principio. Para nosotros triunfar siempre será sacar un nuevo disco y conseguir una carrera lo más larga posible.

¿Qué tal se lleva Alberto Jiménez con Alberto Miss Caffeina?
Muy bien, aunque algunas veces, lo reconozco, se satura de él. (Risas). El problema es que yo llevo las redes sociales de la banda, porque me empeñé, y claro, tengo que estar todo el rato viendo los comentarios y, de paso, viéndome a mí… que todo bien, pero a veces cansa. (Risas).

¿Qué quiere construir Alberto Jiménez?
Lo he pensado muchas veces. Me encantaría hacer música y estar sobre un escenario el máximo tiempo posible, pero siempre evolucionando. Un ejemplo de transición que me encanta es el de Luz Casal, que empezó siendo una rockera cañera hasta convertirse en una gran dama de la canción. Admiro profundamente ese tipo de carreras y de vidas, la verdad.

«Lo que no quiero es acabar siendo un forever young, eso nunca»

[*] Miss Caffeina Gira Unplugged 2020: Torres de Cotillas, Murcia (06/08), Alicante (07/08), Fuengirola (08/08), San Fernando, Cádiz (09/08), Valladolid (12/08), Madrid (13/08), Aranda de Duero (14/08), Pamplona (15/08), Vigo (28/08), Palencia (04/09), Albacete (05/09), Ibiza (10/09), Leganés (12/09), Talavera de la Reina, Toledo (19/09) + Bilbao (23/10).

0%