Nerea Fernández

Volver al arte

Un año más, y van once, comienza el fin de semana más intenso y trepidante para el mundo del arte en la capital del reino. Del jueves 10 al domingo 13 de septiembre, 48 galerías, con más de 75 artistas, reabren simultáneamente tras el verano más raro de nuestras vidas para reactivar un sector imprescindible en el mundo de la cultura. Apertura Madrid Gallery Weekend es el primer gran evento social de la temporada y este año, mascarillas mediante, promete emociones fuertes.

Hablamos con Nerea Fernández (Murcia, 1977), vicepresidenta de Arte Madrid —asociación sin ánimo de lucro que coordina a los principales galeristas de la ciudad— y codirectora de NF Galería / Nieves Fernández, una mujer decidida y energética que lo sabe todo sobre el mercado de arte, quizá haber nacido en una galería tenga mucho que ver con todo ello. 

Instalaciones, fotografía, pintura, escultura… En Apertura caben todas las épocas, desde los grandes maestros de las vanguardias, a los contemporáneos, pasando por lo último de la creación más joven y emergente. ¡Arte!

Una de las consecuencias más directas de la pandemia ha sido la digitalización de las visitas de este Apertura 2020. ¿Cuán compleja ha resultado esta adaptación?
Ha sido complicado, pero afortunadamente antes de que todo se complicara ya nos habíamos puesto a trabajar en el tema. Llevamos un año muy intenso trabajado en una nueva imagen y en una nueva web. Hemos invertido mucho esfuerzo y prepuesto para Artsy, la plataforma de información y venta online, cubra Apertura íntegramente para todas las galerías. Las muestras también serán visitables, con recorridos virtuales y en tres dimensiones, a través de Artland, otra plataforma que permite acercar las propuestas de las galerías a una audiencia global. De esta forma hemos conseguido hacer frente a las limitaciones de aforo y ofrecer soluciones a los amantes del arte que no puedan desplazarse hasta Madrid.

En paralelo estamos desarrollando la aplicación de Arte Madrid para móviles y tabletas, aunque lamentablemente no va a estar lista para este Apertura ya falta poco. Antes de la pandemia, por cuestiones de impacto medioambiental, ya habíamos decidido prescindir del plano de papel que editamos todos los años con los recorridos por las galerías. La app va a ejercer esa misión y mucho más.

Nerea Fernández, codirectora de Galería NF / Nieves Fernández y vicepresidenta de Arte Madrid, asociación sin ánimo de lucro responsable de organizar Apertura Madrid Gallery Weekend.

¿En algún momento pensasteis que tal vez no habría edición 2020?
La verdad es que no, somos bastante entusiastas. Teníamos claro que habría que cambiar cosas. La gestionarlo ha sido más difícil que nunca y nos ha obligado a cambiar de planes hasta ayer mismo, pero siempre hemos tenido presente que algo haríamos. Somos bastante cabezones. Volver este septiembre, más que nunca, es muy importante para nuestras galerías.

«Tenemos muy asumida nuestra responsabilidad de cara a revitalizar Madrid y su ámbito cultural»

¿Cómo ha sido la evolución de Apertura en estos once años de existencia?
Ha cambiado muchísimo. Al principio, Apertura era algo mucho más íntimo, era un mero encuentro entre las galerías y nuestros clientes. Ahora hemos crecido considerablemente en volumen, tenemos invitados internacionales, muchos contactos culturales con comisarios extranjeros y un sinfín de colaboradores. Apertura se ha consagrado como uno de los gallery weekends más importantes de Europa.

Salustiano: Medicine Bow – Diego con cascos, 2020 (80 cm de diámetro). Galería Lucía Mendoza

Otra de las consecuencias de la pandemia está siendo la revisión de presupuestos y precios. ¿Asistiremos a una racionalización en el mundo del arte?
No puedo hablar en nombre de todas las galerías, pero tampoco me consta que los precios estén bajando, quizá en casos concretos pueda darse algún tipo de descuento. Las galerías estamos acostumbradas a vivir en una crisis constante, siempre en continua reinvención, así que esto no nos ha pillado por sorpresa. Los galeristas siempre facilitamos las compras mediante facilidades de pago. No creo que la pandemia nos afecte demasiado en este sentido; entiendo que se darán los recortes internos que cada uno de nosotros crea necesarios. Se prevé una temporada muy compleja e imagino que todos analizaremos todo mucho más a la hora de invertir. Y, sí, los patrocinios también se han complicado bastante.

La pandemia está aportando muchas paradojas, como la polarización de la sociedad, entre quienes tienen poco o nada y los que cada vez tienen más. ¿Es este un buen momento para invertir en arte?
A mí me duele pensar en arte en términos de inversión. Indudablemente, el arte puede ser una maravillosa inversión, de una buena compra se puede hacer mucho dinero. Pero, a priori, las inversiones nunca se pueden garantizar, no sería honesto. En mi experiencia, las mejores colecciones siempre se han creado con amor y entusiasmo. Imagino que en este momento concreto se podrán encontrar cosas interesantes, gente que venda sus colecciones o parte de ellas, pero no más que en cualquier otro momento.

«Es un buen momento para el arte porque el arte te hace repensar la realidad, te plantea cuestiones y desafíos. Lo que nos está pasando a todos es tan complejo, a todos los niveles, que no me cabe la más mínima duda de que se acabará reflejará en grandes obras»

John Baldessari: Sphere, 2016. Serigrafía 89,5 x 91,4 cm. Galería La Caja Negra.

¿Las crisis son buenas para el arte?
Esta situación está haciendo que todos nos cuestionemos muchos principios, incluidos los creadores por supuesto, en teatro, literatura, cine, artes escénicas… Aflorarán muchos cuestionamientos, de eso no hay duda, y como espectadores tenemos que exponernos a ellos. Toca salir de la zona de confort y lanzarse a la piscina, y para ello el arte contemporáneo es una estupendísima opción

Ponerle etiquetas al arte es imposible, pero ¿podríamos señalar alguna tendencia concreta, algún tipo de coincidencia, entre los 75 artistas presentes en este Apertura 2020?
Es pronto para ver los efectos de la crisis reflejada en la obra de los artistas. Sin duda se acabará reflejando y permeará en el espíritu de nuestra próxima edición. Lo interesante de este 2020 van a ser, sobre todo, los intercambios de reflexiones y las distintas percepciones que cada uno podamos tener de lo que viene, del futuro. Pero si me preguntas por una por una etiqueta común, ahora mismo te diría que aún no hay una asociada a la crisis.

«El denominador común del que sí podemos presumir es lo increíble que resulta, en este momento tan complejo, que las galerías hayan podido plantear unas programaciones tan buenas. Es sorprendente»

Grada Kilomba: Illusions vol. III, Antigone, 2019. Videoinstalación de dos canales, color, sonido [frame still] 54’ 35”, loop. Galería NF / Nieves Fernández.

¿Qué es Art Across Europe y cómo beneficia a Apertura Madrid Gallery Weekend?
Es un proyecto que surge para unir varios gallery weekends de distintas ciudades europeas. Es una estupenda iniciativa para propiciar intercambios ente los profesionales del arte: galeristas, artistas, comisarios, críticos… Es una gran oportunidad para visibilizar el ámbito artístico y cultural de cada ciudad participante en las otras y también un buen mecanismo para reforzar la idea de Europa a través de la cultura. Las ciudades implicadas somos Lisboa, París, Bruselas, Milán, Zúrich, Düsseldorf Cologne y Madrid. Para nosotros es una plataforma estupenda.

Este año se trae a Madrid a varios comisarios y asesores de algunas de las instituciones y colecciones más importantes de Europa para que puedan conocer la escena local, generar sinergias y divulgar así nuestra realidad más allá de nuestras fronteras. ¿Podrías hablarnos de alguno de estos comisarios y de las razones por las que se les ha invitado?
La mala noticia es que, a última hora, se nos han caído varios invitados. Ha sido complicadísimo cerrar estas agendas y en las últimas semanas hemos tenido varias bajas, sobre todo de profesionales a los que obligarían a mantener una cuarentena al volver a sus países. Ha sido una locura porque cada país está cambiando las normativas de un día para otro. De todas formas, como todas las exposiciones se pueden disfrutar de manera virtual a través Artland y Artsy, los que no puedan venir lo podrán ver todo. Hemos fijado una charla virtual con todos ellos para intercambiar sus impresiones.

Isabel Muñoz. ST, Serie Japón, Shibari. Impresión de tintas de pigmentos sobre vidrio y oro 24 kilates. Galería Blanca Berlín.

Internacionalmente, ¿qué significa Madrid en el mundo del arte, qué papel jugamos?
Madrid es una ciudad bastante importante en el mundo del arte y la cultura, no tanto en el mercado del arte. Ahora hay que esperar a lo que está por venir, porque el golpe va a ser duro. Antes de la pandemia habíamos empezado a disfrutar de un momento buenísimo, con muchos grandes coleccionistas internacionales que habían puesto el foco en Madrid. Somos también un punto de unión entre Latinoamérica y Europa ya que ofrecemos una escena muy atractiva, con muchos espacios alternativos y artistas independientes con mucha energía.

«La escena madrileña del arte estaba en un momento estupendo y lo que hay que hacer es pelear para que eso no se pierda»

Apertura Madrid Gallery Weekend versus ARCO Madrid. ¿Cómo os lleváis?
¡Superbien! Nos llevamos muy bien. (Risas). No somos competencia para nada. ARCO es un feria y Apertura reivindica la importancia del papel de las galerías, que son unos espacios creados por y para las obras de arte, la reflexión y el intercambio de pensamiento. Es importante que la gente venga a las galerías porque somos muchas y ofrecemos una programación cultural gratuita y permanente todos los días del año.

Guillem Juan Sancho: Serie Heterotopas 6. Galería Blanca Soto Arte.

«No somos competencia de ARCO y siempre hemos contado con su apoyo. Somos cien por cien compatibles y deseo con todas mis ganas que este año ARCO pueda celebrarse con normalidad porque todo apunta a que podría ser la primera gran feria del año a nivel mundial»

¿Cuál es el quid para poner de acuerdo con 48 galeristas que irían de lo más underground de Lavapiés a lo más elitista del barrio de Salamanca?
Pues trabajar muchísimo. Hay que recordar que Arte Madrid somos una asociación sin ánimo de lucro en la que todos los miembros de la junta arrimamos el hombro por el bien del sector. Es complicado porque, al tiempo, todos tenemos que llevar nuestras propias galerías, y aunque cada uno trabaje con un tipo de arte diferente, todos tenemos un objetivo común y todos somos unos entusiastas de nuestro trabajo. Somos gente con muchas ganas.

Gabriela Bettini: Mule deer, 2020. Óleo sobre lino, 162 x 207 cm. Galería Sabrina Amrani.

¿Cuál fue la cifra de negocio de la edición 2019 de Apertura?
Es imposible dar una cifra, no es que no quiera. En el mundo de la cultura y del arte, si entramos en cifras de negocio, tenemos la batalla perdida. Las galerías aportamos muchas más cosas no cuantificables en una cifra. Además, Apertura no es solo lo que puedas vender durante un fin de semana, es mucho más: la gente con la que entras en contacto, los comisarios que puedas llegar a conocer, la visibilidad que alcances… todo eso es casi más importante que las ventas que puedas llegar a tener.

¿Qué opinas de la proliferación de las galerías digitales al calor de aplicaciones como Instagram?
No las conozco y no puedo opinar. La digitalización está ayudando muchísimo a la hora de visibilizarnos. Sobre este tipo de galerías en Instagram que comentas, entiendo que deberían limitarse exclusivamente a vender obras en formato digital. La experiencia de entrar en contacto directo con una obra de arte en un espacio concebido para ello no es comparable a nada. Caminar al rededor de la obra, acercarte y alejarte, detenerte a analizarla. Todo es importante.

Peppi Bottrop: Sin título, 2020. Galería Heinrich Ehrhardt.

¿Qué papel juega la provocación a la hora de publicitar a un artista? ¿Es necesaria? ¿Tendremos a algún provocador/a en este Apertura?
El arte ha de provocar y arrancar reflexiones, obligándonos muchas veces a aventurarnos en caminos inciertos. ¿Provocar para publicitar a un artista? Personalmente, no creo en esa modalidad. A veces sucede, pero no es lo habitual.

«Otra cosa bien distinta es que el artista plantee preguntas incómodas. Siempre tiene que haber un mensaje»

¿Cómo llega Nerea Fernández al mundo de las galerías y el mercado del arte?
Estudié Humanidades en la Universidad Carlos III y luego cursé un año en la Soborna. También hice un máster en Arte Moderno y Contemporáneo en Christie’s, en Londres. Pero lo curioso es que yo nací, prácticamente, en la galería librería Yerba que mis padres fundaron en Murcia en 1977. Yerba fue un espacio fundamental en su momento y se convirtió en epicentro de intercambio de ideas entre todo tipo entre pensadores. Mis hermanas y yo crecimos en ese ambiente, haciendo los deberes en Yerba, conociendo a artistas, yendo a cenar con ellos cuando nuestros padres nos llevaban. Nos instalamos en Madrid cuando yo tenía 8 años y aquí abrimos Galería NF con mi madre a la cabeza.

Rosa Brun: Dysnomia. Galería Fernández Braso.

¿Tienes alguna vena artística?
Me encantan la danza y el teatro. Hace años decidí pasar del disfrute intelectual al práctico y empecé a asistir a clases de danza contemporánea. Bailo regular, pero bailo. (Risas). Me siento muy orgullosa de haber dado este paso. La danza me está cambiando la vida. Por cierto, estoy feliz porque este año contaremos con la colaboración del Centro Coreográfico de los Teatros del Canal llevando a cabo intervenciones en las galerías durante Apertura.

¿Cuál sería, hasta la fecha, el momento más emocionante de tu carrera?
Espero que aún esté por venir. (Risas). He vivido muchos momentos estupendos, pero trabajar junto a Bill Viola me tocó especialmente la fibra.

«Descubrí a Viola en Londres y me impactó sobremanera, años después la vida se encargó de ponerme en su camino cuando le ayudamos a montar cuatro videoinstalaciones que dialogaban con otros tantos referentes pictóricos del Museo de la Real Academia de Bellas Artes de San Fernando»

Compartí con él y con Kira (Perov, su mujer) cuatro días inolvidables. No me lo podía creer, con todo lo que le admiro y ahí estaba yo, ayudándole a inaugurar. Fue increíble, vino todo el mundo del arte, pero lo que siempre recordaré fue su cariño y lo mucho que nos agradeció nuestra ayuda. Fue muy emocionante.

Cabrita: Lanscapes 2020 (Series VI). Galería Juana de Aizpuru.

¿Cuál es el truco para sobrevivir al fin de semana de Apertura?
¡El alcohol! (Risas). No, es broma. Supongo que será una combinación de adrenalina y entusiasmo, es como un subidón que te mantiene con la energía altísima.

Sí o no, por favor: ¿Apertura Madrid Gallery Weekend 2020 va a ser un éxito?
¡Absolutamente!

Alan Charlton: Painted/Unpainted. Galería Cayón.

0%