El hombre más feliz del mundo

Ancor Montaner

Cuando una persona es capaz de emocionar a otras muchas con su talento y su bondad suelen producirse milagros como el que ahora nos ocupa. Ha nacido una estrella en la que creemos y creeremos hasta donde haga falta. Más allá del deslumbrante vértigo de la televisión —bravo Televisión Española y bravo Endemol Shine Iberia por creer en la calidad y regalarnos ‘Maestros de la Costura’—, la historia en solitario de Ancor Montaner (Valencia, 1992) —licenciado en Bellas Artes y profesor de patronaje— empieza a escribirse hoy mismo. Educado, divertido y genial, nos ha permitido ser parte del día más total de su existencia. Vendrán más. ¡Vamos, Ancor, a por todas!

¿Estamos hablando con la persona más feliz del mundo?
¡Sí, por supuesto! Sobre todo porque se ha desvelado el secreto. Imagínate que ganas el concurso y tienes que volver a tu pueblo y mentirle a todo el mundo diciéndole que has estado dos meses estudiando en Madrid. Lo he pasado fatal, la verdad, pero no podía decir nada de nada. La final fue en diciembre y he tenido que esperar ¡tres meses!

«Estas últimas semanas ya casi ni salía de casa, no quería ver a la gente, me estaba volviendo antipático» (Risas)

¿Cómo has llevado tu primer día como indiscutible ganador de la cuarta edición de ‘Maestros de la Costura’?
Estoy un poco cansado porque no he parado de hacer entrevistas. Pero la verdad es que es una sensación maravillosa que me recuerda que todo lo vivido sigue latente.

Ancor Montaner, 28 años, the one and only, ganador de la cuarta edición de ‘Maestros de la Costura’ © RTVE

¿El día que te expulsaron del concurso fue uno de los más difíciles de tu vida?
Lo que realmente me apenó en ese momento, y fue muchísimo, es que perdía la oportunidad de seguir enfrentándome a las pruebas alucinantes que plantea el programa. Entré en Maestros de la Costura para disfrutar, para pasármelo genial. ¿Qué persona de a pie puede analizar, diseccionar y reproducir un vestido de Pertegaz? ¡Nadie! Tener a tu alcance las telas y materiales más increíbles del mundo para crear y no pagar por ellos es otro inmenso privilegio.

«En ‘Maestros de la Costura’ todo son regalos»

Por cierto, Alejandro Palomo ha afirmado que tu reproducción del Pertegaz era incluso mejor que el original.
¡Ya, qué vergüenza! Pero lo cierto es que le puse tanto tanto tanto cariño que si lo hubieses visto habrías alucinado con el resultado, sobre todo teniendo en cuenta el poco tiempo que tuvimos en la prueba.

«Si algo he aprendido en el programa es a organizarme como nunca antes lo había hecho»

Ancor Montaner o el concursante perfecto © RTVE

¿Qué planes tienes a corto plazo?
Ahora mismo lo que voy a hacer es instalarme en Madrid y estudiar el curso de diseño de moda en la Universidad Politécnica que he ganado. Quiero seguir formándome. Imagínate que ahora voy y me lanzo a la piscina. No, no es el momento. Soy autodidacta y necesito estudiar más. El dinero (50.000 euros para el ganador) me lo voy a guardar para cuando llegue el momento.

«He visto tantas noticias de gente a la que le toca la lotería que en apenas cinco años acababan siendo más pobres que antes que no pienso tocar ni un euro del premio» (Risas)

No voy a darme ningún capricho. El momento en el que tenga que invertir en mi propio atelier, que es el sueño de mi vida, llegará.

En esta cuarta edición ha habido mucha rivalidad, mucha envidia y, por momentos, bastante mal rollo. ¿Queda todo olvidado?
En la final, Lluís (Mengual) y yo hemos acabado abrazándonos. Nos hemos dado cuenta de que somos como gemelos separados al nacer, cada uno con su personalidad. (Risas). Nos apasiona el mismo tipo de arte, la misma arquitectura, la misma moda. Tenemos un montón de cosas en común y eso nos hecho superamigos, de verdad.

La crème de la crème de los creativos españoles está con ‘Maestros de la Costura’ © RTVE

¿Qué es lo que más te ha sorprendido del mundo de la televisión?
No me esperaba nada de lo que me encontré. Es maravillosísimo. He conocido a fondo un mundo apasionante.

«Cuando llegué a la televisión tenía pánico escénico y mira ahora. Me he sometido a una terapia de shock total»

La final de ‘Maestros de la Costura’ contó con 4.103.000 personas viendo el programa en algún momento, un dato espectacular. Ahora que eres famoso, ¿te da miedo cambiar?
Tengo lo que tengo, ni más ni menos. No voy a dejar que la fama me cambie y si algo ocurriese mi mujer siempre estará ahí para devolverme a la tierra.

«‘Maestros de la Costura’ me ha regalado algo mejor que la fama, me ha regalado autoestima»

Yo antes era una persona superacomplejada que no era capaz de aceptar ni el encargo de un vestido para una amiga. No creía en mí. Ojalá que todas las personas con este tipo de problemas tuviesen un concurso como este en su vida.

«El abrazo» © RTVE

¿Evolucionarás tu estilo, tan apegado a la moda de los años 50?
¡Claro! De hecho, desde que acabó el programa hasta ahora ya he empezado a experimentar ligeros cambios. Mi mujer y yo somos muy cinéfilos y a los dos nos apasionan los años 50, pero como profesor de patronaje que soy puedo ayudar a cualquier alumna a dar forma a lo que quiera.

«Puedo acoplarme a cualquier estilo, eso lo tengo claro. Al final, de lo que se trata es de que la ropa favorezca, eso es lo único importante»

También me alucina Thierry Mugler y con él entro de lleno en los ochenta, que también me fascinan.

¿Harás ropa para hombre?
¡Ni lo dudes! Hombres y mujeres al mismo nivel, pero de momento me toca estudiar y pensar con mucha calma cómo va a ser mi marca.

Si hay una imagen que resume lo que fue la final de ‘Maestros de la Costura’ es la mirada de amor y orgullo de tu mujer. ¿Cómo está ella?
Contentísima. Todo lo que está pasando es obra de Ana, de su insistencia. Ella me apuntó al concurso. Esa mirada resume su felicidad al ver que, por fin, dejo atrás mis inseguridades y mis miedos.

Caprile, Escoté y Palomo o la química perfecta © RTVE

¿Qué te llevas de Lorenzo Caprile?
Cuando era pequeño me enamoré completamente del vestido rojo de Caprile que Letizia Ortiz lució en la boda de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. Me fascinó de tal manera que no paraba de dibujarlo en todas mis libretas. Que la vida me haya llevado hasta su artífice, hasta mi ídolo de la infancia, es algo para lo que no tengo palabras.

«De Lorenzo Caprile lo admiro todo: su buen hacer, su gusto exquisito. Todo»

¿Y de María Escoté?
De María me llevo que no tiene miedo a nada y que siempre arriesga un montón. Ha heredado de su padre la capacidad para hacer lo que quiera con el color.

«María Escoté arriesga como nadie y siempre acierta»

¿Y, por último, qué has aprendido de Alejandro Palomo?
Es único y está elevando la moda hombre al nivel de la de mujer.

«Alejandro Palomo es un aventajado a su tiempo. Está haciendo historia»

Volvamos a la primera pregunta. Ancor, ¿qué es la felicidad?
La felicidad es lo que me pasa hoy. Estoy tan contento que me gustaría que ahora mismo el mundo se parase.

¡Sí! © RTVE

0%