64 bárbaros años

Nacho Canut
Dibujo: IGNACIO LOBERA

[Entrevista publicada originalmente el 4 de junio de 2021]

Nacho Canut (Valencia, 5 de junio de 1957) cumple mañana 64 años, una edad sin mayor repercusión simbólica para el común de los mortales que, en su caso, sí se materializa con un fuerte componente emocional. Cuando nuestro protagonista tenía 10 años en su vida se instaló la canción ‘When I’m Sixty Four’ —del álbum ‘Sgt. Pepper’s’ de The Beatles— y el joven Ignacio pensó: “¡Qué barbaridad, 64!”. Ahora que los alcanza, desde una serenidad y una tranquilidad envidiables, Canut senior observa todo lo vivido con agradecimiento y sin mayores aspavientos.

Austero, incisivo, adorable y siempre brillante, nuestro hombre de verdad y su partner in crime desde hace 45 años —Olvido Gara a.k.a. Alaska— lanzan nuevos temas en formato EP. Las cinco canciones de ‘Existencialismo Pop’ suponen la vuelta de Fangoria tras una larga temporada revisitando a los demás. No habrá disco con doce temas nuevos, habrá EPs consecutivos con muchas nuevas canciones.

Por todos los himnos —pasados, presentes y futuros— y por todos los buenos momentos, ¡gracias, Mr. Canut, y felices 64!

Dibujo: Ignacio Lobera

La fórmula extended play (EP) —homenaje nostálgico a la nomenclatura usada en la época de los vinilos: single, maxi, EP y LP— vuelve a Fangoria con ‘Existencialismo Pop’ (Warner Music Spain), vuestro nuevo lanzamiento. ¿Por qué recuperáis este formato, muy presente en las primeras grabaciones de Fangoria? ¿Ataque de nostálgica o practicidad?
Nosotros, a finales de los 70, cuando éramos adolescentes y creamos Kaka de Luxe, lo primero que lanzamos fue un EP. Ese fue el primer disco de nuestras vidas. Lo siguiente que editamos, ya como Alaska y los Pegamoides, fue otro EP y el tercer disco, también. Lo normal para nosotros son los EP con cuatro o cinco canciones y ya.

‘Salto mortal’ (1990)

¿Os ha dolido no sacar un álbum de diez o doce temas, o casi que lo habéis agradecido en la presente coyuntura?
No, no, no. Ahora mismo es superconveniente hacer lo que estamos haciendo. Cuando sacas un disco con doce canciones, que es lo que nosotros hacíamos últimamente, tienes que esperar un mínimo de dos años entre uno y otro.

«Con este sistema, en un mes volveremos al estudio a grabar otras tres o cuatro canciones y antes de que acabe el verano, más o menos, habrá otro EP»

Así todo resulta más dinámico. Yo lo prefiero.

Da la impresión de que lo importante en la industria musical contemporánea es estar presente de forma constante. Lo de sacar doce canciones, promocionarlas y luego desaparecer hasta un nuevo álbum ya no se estila.
Lo que pasa ahora no es nada nuevo. Cuando yo era pequeño y compraba singles los Beatles —por ejemplo— sacaban un single casi cada mes; y Bowie lo mismo.

«Mis grupos favoritos de glam rock se pasaban la vida sacando singles y luego, cuando tenían muchos, los agrupaban en un LP»

Los del rock sinfónico —Pink Floyd, Yes o Led Zeppelin— eran más de lanzar LPs con un concepto, pero los grupos de pop, glam, punk o dance sacaban canciones sueltas. A la industria quizá le salga más a cuenta vender LPs, no sé.

‘Existencialismo Pop – EP’ (2021)

¿Cómo va la gira de este verano? ¿Se anima?
Sí, bueno. Nosotros, cuando empieza un verano, lo que hacemos es poner un teléfono de contratación. Nunca hemos hecho giras. No sacamos un disco y ponemos su nombre a una gira.

«Somos un poco como las folclóricas de antes, que cuando llegaba el verano sentían la necesidad de dar conciertos. Vamos a ciudades, a fiestas de pueblo, donde nos llamen»

Folclórica y gira son conceptos antagonistas. (Risas).

¿Vais a hacer test de antígenos o guarradillas de esas en las narices de vuestro amante público?
Nosotros estamos vacunados. Yo estoy vacunado y a Alaska la vacunaron anteayer; a los músicos les tocaba esta misma semana. Solamente nos quedan los bailarines, que son veinteañeros —la verdad es que no sé qué va pasar en su caso concreto—.

«Todos los del equipo tenemos ya una cierta edad. Pero bueno, que si además de estar vacunados tenemos que hacernos PCRs, pues nos las hacemos. Yo estoy más que acostumbrado a hacérmelas»

Y con respecto al público: lo que diga cada comunidad autónoma, cada ayuntamiento o el empresario que nos contrate.

‘Canciones para robots románticos’ (2016)

En estos meses, ¿has pensado alguna vez ‘que nos quiten lo bailao’?
Por supuesto, por supuesto. Yo cumplo 64 años, por lo que ya estoy como en la canción de los Beatles ‘When I’m Sixty Four’ —del álbum ‘Sgt. Pepper’s’ (1967)—.

«Cuando tenía 10 años y oía esa canción pensaba, bueno, 64 años, ¡qué barbaridad! Cuando los propios Beatles cumplieron 64 años me quedé en shock. (Risas). Con Bowie, lo mismo. Y ahora que los cumplo yo, pues como que ya me da todo un poco igual»

De salud estoy bien. Me siento como si tuviera 34 o 24. Hago lo mismo de siempre, pero también es cierto que yo ya he hecho muchíiisimas cosas y si a mí me dicen que me quede en mi casa confinado, pues yo me quedo tan divinamente leyendo, componiendo o viendo la tele. No me pasa absolutamente por estar en mi casa.

«Ahora bien, si la pandemia me hubieses tocado con 24 me cagaría en todo, claro, porque que te confinen a esa edad es como si te estuviesen robando la vida»

‘El paso trascendental del vodevil a la astracanada’ (2010)

¿Qué es lo mejor de tener 63, bueno, 64 años?
¡Tenerlos! He sobrevivido a la mayoría de mis amigos.

«El 99 por ciento de mis amigos están muertos. A ver, también es cierto que cuando yo tenía 25 ya estaban muertos, porque por desgracia se fueron todos muy jóvenes»

Lo mejor es estar vivo en 2021. Ahora mismo es muy fácil ser mayor gracias a la televisión, internet, Netflix, las otras plataformas… Todo está preparado para la gente mayor. Sales a la calle y todo está puesto como con rampas y por todos lados hay ascensores. (Risas).

«Esta es la mejor época de la historia de la humanidad para ser mayor»

El otro día Miguel Bosé dijo: «Mi carrera ya está hecha, como le pasa a los grandes»… (interrupción)
Bueno, a ver, como le pasa a todos los que han llegado a los 65. (Risas).

«Si a los 65 tu carrera no está hecha yo me pondría un poquito nervioso» (Risas)

Eso le pasa a los grandes, a los pequeños y a los medianos.

También dijo Bosé que si algún día llegase a sacar un disco nuevo sería por puro divertimento. ¿Tú sacarías un disco por puro divertimento?
Todos los discos que he sacado, del primero con Kaka de Luxe a este último con Fangoria, son puro divertimento. Nunca he sacado un disco por cuestiones económicas.

«Nunca he ganado dinero con los discos, lo he ganado actuando o como DJ»

Carlos Berlanga nos acusaba a Alaska y a mí de ser obreros de la música, porque nosotros solo ganábamos dinero tocando y él no quería tocar porque ya tenía dinero. Nos decía: «¡Obreros! Todo el día trabajando y tocando». (Risas).

‘Cuatricomía’ (2013)

Como amantes eternos de Fangoria que somos (bueno, de todo lo que has hecho), queremos hacerte algunas preguntas jugando con el título o frases de algunas de vuestras canciones.
Venga.

¿Alguna vez has tenido que decirle a alguien: «Eres como el interior de una nave espacial abandonada, brillas por fuera, por dentro nada»?
No. Lo he pensado y lo pienso a diario sobre alguna gente con la que me cruzo, pero nunca le digo ese tipo de cosas a nadie. Las pienso, me las callo y sonrío a todo el mundo. (Risas).

Otro clásico de Fangoria: ¿‘El dinero no es nuestro (vuestro) dios’?
El dinero no es nuestro dios, es nuestra diosa, que es diferente. (Risas). Las diosas son más importantes que los dioses. Las diosas son las madres de todo.

«En esta sociedad en la que vivimos libertad es igual a dinero, eres libre cuando tienes dinero. Desgraciadamente es así»

¿‘Hay que sufrir en silencio’?
Totalmente.

«A mí no me va nada el victimismo»

Es la educación que he recibido de mis padres y abuelos. Mis abuelos vivieron la Guerra Civil y lo pasaron muy mal, y nunca nunca nunca les oí quejarse de nada. Mis padres igual, se fueron al extranjero a trabajar, volvieron, y nunca se quejaron de nada. Puede que la gente de generaciones posteriores a la mía no lo vea así, pero yo, por mi herencia, soy de sufrir en silencio.

‘La mano en el fuego’, ¿por quién la pondrías? «Pues desgraciadamente por nadie. Te quemas seguro»

Tienes que ponerla, eso siempre, pero sabiendo que te vas a quemar. Te vas a quemar, no lo dudes, pero hay que hacerlo.

‘Absolutamente’ (2009)

‘Gracias, pero no’. ¿Ha aprendido Nacho Canut a decir ‘no’?
Me cuesta muchísimo. Constantemente tengo que estar diciendo «gracias», «joé, muchísimas gracias», pero nunca llego al no. Es horrible.

«Con lo fácil que sería poder decir: ‘gracias, pero no’. Sufro mucho al no poder hacerlo»

¿Te sabes todas tus canciones?
No, no, qué va. Me sé las más recientes. Durante la pandemia he compuesto más de veinticinco canciones. El problema es que si no las tienes todas presentes puedes acabar repitiendo cosas.

«Me pasa que, de repente, digo: ay, mira que frase más ingeniosa se me acaba de ocurrir, pero entonces llega alguien y me dice que esa frase ya la usé en 1984 en la cara B de un single» (Risas)

Vuestra capacidad para mutar es mítica. Tras 32 años como Fangoria, ¿habrá otro cambio de grupo o ya no es necesario?
Yo creo que Fangoria es la formación definitiva. Siempre que hemos mutado ha sido por cuestiones naturales.

«La vida nos obligaba a mutar»

Aunque nunca se sabe. Ahora mismo sería una mutación forzada, seríamos como un vegetal genéticamente modificado.

«Podríamos forzarlo y volver a mutar, pero no nos lo pide el cuerpo. Además, es que somos dos y el siguiente paso ya sería ser uno»

Eso nunca.
Nunca se sabe. (Risas).

‘Naturaleza muerta’ (2001)

¿Cuál es tu superpoder?
Mmm. Bueno, sería que tú ahora mismo —a las 11:26— me das una idea para una canción y yo a las siete de la tarde —siete o siete y media— la tengo hecha entera. (Risas).

¿Cuál es el principal fallo de tu sistema, tu Matrix particular?
Pues lo que hablábamos: sufrir en silencio, no saber decir no y ser siempre supereducado con todo el mundo porque así es como me enseñaron.

«Yo siempre sonrío, doy las gracias por todo, soy superrespetuoso con los demás y nunca digo lo que de verdad pienso porque no quiero ofender ni molestar a nadie»

A ver, tampoco lo tomes todo al pie de la letra, pero, bueno, más o menos es así.

Esto no es una pregunta, es una ecuación en la que solo puede haber una resultante de pocas palabras. El enunciado es: tu ‘amigo’ Nacho Cano + 2 de Mayo + Ayuso + Medalla + “Isabel, tú sí que molas”… igual a?
Igual a Nacho Cano. (Risas). Todo lo que estás diciendo es Nacho Cano en estado puro. (Risas). Nacho Cano y punto, no hay otra respuesta. (Risas).

¿Cómo te llevas con la prensa? Dinos la verdad, por favor.
A ver, yo siempre he pensado que es absurdo preguntarle tantas cosas a las estrellas del cine, la televisión o la música, como si nosotros fuésemos científicos, sociólogos o politólogos. Cuando le preguntaban a Morrisey por la Guerra de Irak inmediatamente yo decía: pero a quién le importará lo que piense este señor sobre esta guerra, preguntádselo a un político o a un premio Nobel, no a un cantante. Mi problema es que no entiendo el interés por hacerle preguntas a una estrella pop en las que va a responder exactamente lo mismo que la gente de la calle. Cuando hablan las estrellas la gente dice: «Oh, mira lo que ha dicho».

«Qué más dará lo que pensemos los famosos si no sabemos más que el resto. Me da vergüenza que me hagan preguntas como si fuese un premio Nobel porque no lo soy»

Ignacio y Olvido, Nacho y Alaska, 45 años juntos —32 en Fanforia—. Sencillamente, imprescindibles © Warner Music Spain

¿Quién te llama Ignacio?
Nadie. Cuando conozco a alguien siempre le digo que me llamo Ignacio, entonces me llama Ignacio durante un tiempo hasta que oye a alguien llamarme Nacho y ahí ya se acabó el invento.

«Ahora que soy mayor creo que deberían llamarme Ignacio, pero es demasiado tarde»

¿Guille Milkyway es ya una especie de tercer Fangoria?
Estamos muy a gusto con Guille. Nosotros hemos cambiado mucho de productor, constantemente buscamos propuestas interesantes, pero la verdad es que Guille Milkyway nos comprende fenomenal y la relación es muy fluida. Estamos muy bien con él.

¿Qué es la felicidad para Nacho Canut?
La felicidad, por supuesto, no existe. Lo que sí existe —al menos para mí— es la tranquilidad, estar tranquilo conmigo mismo. Si tienes la conciencia más o menos en paz es más que suficiente. Tampoco he tenido etapas de infelicidad máxima, nunca. He tenido momentos de más contento o menos contento, de un poco más triste o menos triste, pero infeliz nunca he sido.

«No busco la felicidad, me sirve la tranquilidad»

0%